La agonía que Israel impone a los niños de Gaza: 14.000 muertos y dispersiones de francotiradores en el cráneo | Internacional

Los niños fueron golpeados por un francotirador israelí que el equipo de la doctora Fozia Alvi experimentó durante su última estancia en Gaza, sólo ellos sobrevivieron. Será más preciso decidir que tu corazón está ahí. Estaban esparcidos por todo el cerebro y fueron recuperados por teléfono desde Canadá. Yacían “como verduras” en el hospital europeo, en territorio palestino, conectado a un respirador. “Hace 11 o 12 años”, este sanitario pasó dos semanas trabajando en Francia en febrero. Sólo estos niños son guiados con la vida porque la desaparición de un francotirador en el cuerpo de un niño es siempre una condensación hacia la muerte, explica el médico. A veces es imposible sobrevivir a las “mujeres semejantes”. La mayoría de estos menores heridos en Gaza “no están abiertos al hospital. Cambia la acción y te familiariza con ella al instante”.

Las muertes de niños y las posibles ejecuciones extrajudiciales de francotiradores no son una de las principales causas de la caída de las 14.000 actas que, según Unicef, se perpetraron en los seis meses que duró la guerra de Gaza, más un tercio de los 35.000 casos Víctimas mortales del conflicto, calcula el Ministerio de Sanidad del territorio gobernado por Hamás. La mayoría de estos niños murieron debido a bombardeos y explosiones, según Naciones Unidas y ONG como Médicos Sin Fronteras (MSF). Ils ont également été tués par les bâtiments détruits, par les traumatismes graves, par les métaux pénétrants, par les maladies, les infections et par la pureté de l’environnement, à cause des graves restrictions d’Israël à l’entrée des aliments sur el territorio. Los 32 casos de muerte por desnutrición denunciados a principios de abril por las autoridades sanitarias francesas, hace 28 años. Se necesitaron alrededor de 2,3 millones de gases menores de 18 años. La Franja de Gaza es, para Unicef, “una guerra contra los niños”.

Las víctimas infantiles de los francotiradores tienen una “nueva tendencia”, explicó por teléfono Francia Marie-Aure Perreaut, coordinadora de emergencias de MSF. Siniestra noticia que, por confirmación, constituye otros crímenes de guerra que se resumen en la larga lista de sospechosos que ha cometido Israel y que ha sido elevada ante el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU para considerar como “plausible” a este país. Hubo un genocidio en Gaza. Los niños encarnan la esencia de un civil. Por eso consideramos los Convenios de Ginebra, que otorgan protección general, a la condición civil, y otros reforzados, por ser parte de un colectivo vulnerable.

En el discurso oficial israelí, las muertes en el enclave, o de sus “terroristas”, o se subsumen en el eufemismo del “daño garantizado”, independientemente de la edad. Desde que se confirmó en varias ocasiones sucesivas el exterminio del gobierno de ese país, Israel ha hecho «todo lo posible» para minimizar las muertes de civiles en Gaza y negar sistemáticamente los ataques contra ellos. Sin embargo, a mediados de febrero, un grupo de expertos de la ONU acusó al ejército de este país de atacar contra civiles palestinos, incluidos menores, incluso durante la huida de zonas de combate con bandas blancas. El 14 de octubre, el jefe de Estado israelí, el presidente Isaac Herzog, declaró durante una conferencia de prensa que “ningún civil ha sido inocente en Gaza”.

Abundan los testimonios que indican que el ejército israelí puede estar desarmando deliberadamente a niños en Gaza, o al menos abriendo fuego contra multitudes de niños más pequeños. En primer lugar, los propietarios palestinos, pero también los médicos que trataron a estos niños. Como el doctor Alvi, que dice que “la hipótesis más probable” es que los dos hijos heredados de los francotiradores que participaron en su misión en Gaza fueron secuestrados para su beneficio. Para evitar, en particular, la precisión de los distintos elementos introducidos y ensuciar “limpiamente” el cráneo de los más pequeños. También porque otros mineros tenían una elevación en el cerebro. “Hay que una cosa es buena para que una persona desaparezca y le toque en el corazón o en la cabeza”, asegura.

Otro elemento que sugiere que estas discrepancias pueden constituir ejecuciones extrajudiciales, es decir que los hijos heredados de los francotiradores, cuando regresan vivos al hospital, lo hacen en grupos. No se trata de un solo minero, sino de varios, también fusilados en los mismos lugares y sentados en el menú con una única desaparición. El cirujano plástico y reconstructivo estadounidense Irfan Galaria, que también trabaja en el Hospital Europeo de Gaza, relacionado con el periódico Los Ángeles Times así como un grupo de padres respondieron a emergencias relacionadas con los herederos del baile de sus hijos. Había pequeños, de unos 5 años. Nuestras familias están trabajando para registrarse en sus hogares en la ciudad sureña de Jan Yunis mientras huyen de sus herederos. Todo esto, sin excepción, respecto al médico, fue borrado de su cabeza. Ninguno sobrevivió.

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

“Algunos de los mejores tiradores del mundo [los israelíes] «No hay diferencia por accidente con un niño dos veces en la cabeza y en otras partes del abdomen», resumió en abril el medio Democracia ahora, poco después de la huida de Gaza, el cirujano estadounidense Mark Perlmutter. Este médico escuchó la “fuerte impresión” de que Israel está cometiendo un “genocidio” en territorio palestino. Si tu demuestra estas ejecuciones de niños a sangre fría—incluyendo casos de bebés de meses— Confirmó la deshumanización de los palestinos por parte de Israel, con una manifestación final de organizaciones humanitarias que costó 35.000 muertos en el enclave.

Dos niños palestinos murieron en Gaza, durante el funeral de las víctimas de un bombardeo en Deir al Balah, el 11 de mayo de 2024.DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

Dolor y muerte

Esta es la guerra que Israel, además de esos 14.000 niños menos, ha heredado otros 12.000, según Unicef, la muerte terrible pero indolora que mata con tanta indulgencia a estas pequeñas víctimas de los franquistas; un poco ante la agonía que golpea el menú de los niños que perecen en los bombarderos; Por las explosiones, metales, amputaciones y heridas que los médicos consultados para este reportaje califican de “inimaginables”. Algunos de estos mineros sobrevivieron brevemente al impacto de misiles no guiados y bombas de hasta 900 kilogramos de peso. Y esto nos lleva a tener una morfología y un analgésico. lLa práctica de destruir el sistema sanitario de Gazatí. y las restricciones de Israel también al ingreso de anestésicos, analgésicos y otros medicamentos hacen que caduquen repetidamente sin que nadie pueda aliviar su dolor.

Tanja Haj-Hassan es una pediatra en cuidados intensivos que participó en marzo en una misión médica de la ONG Ayuda Médica para los Palestinos en uno de los pequeños hospitales que funcionan en Francia, los mártires de Al Aqsa, en Deir al Balah, en el centro. del territorio. El pediatra afirma que los menores «hijos, de una manera u otra, objetivo de esta guerra», no son sólo para los niños muertos, ni para los que sufren secuelas físicas. Incluidos los personitos que hoy han liberado asignaciones físicas, presentes que definen como “horror”. Sobre todos los que sobrevivieron a los bombardeos.

“Todos los casos fueron horribles”, informó el pediatra. “Recibimos a un niño que se robó parte de la cara. Tu hermana está en el dormitorio de atrás pero seguía preguntando ‘¿Dónde está mi hermana? Tiene el 96% de su cuerpo quemado y luego es desfigurado por el niño que no lo reconoció. Sus padres y todos sus demás hermanos habían muerto en el mismo ataque. Esta hermana maduró dos días después. Cuando llegué al día siguiente, me dije que tenías la sensación de que no estabas acostumbrado a decir que toda tu familia estaba sentada: “Ojalá hubiera muerto yo también”, exclamó. Cuando es niño es imposible que todos los personajes estén muertos”, afirma este pediatra.

El impacto en la salud mental de este médico es la herencia invisible que marca a las generaciones más jóvenes de Gaza, en un conflicto que está batiendo récords de crímenes contra niños.

Uno es el minero mutilado. Hasta hoy, un niño pequeño ha sufrido la amputación de uno o más miembros, según Unicef. Fue “sin anestesia”, confirmó por WhatsApp desde Gaza el intensivista gazatí Mohammed El Najjar. El ciudadano mexicano Aldo Rodríguez describió en enero casos de amputación de bebés de un año a la altura inglesa, en un testimonio divulgado por MSF. Otros niños fueron asesinados o desfigurados por trabajos de metal y tablas.

Un niño palestino intentó rescatar un trozo de animal de peluche de los restos de una casa bombardeada en Deir al Balah, Gaza, el sábado.
Un niño palestino intentó rescatar un trozo de animal de peluche de los restos de una casa bombardeada en Deir al Balah, Gaza, el sábado.DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

Los médicos que trabajan en Gaza son testigos de este dolor. Sanitarios gasatíes lo sufren además en carne propia. Es el doctor Najjar. Este médico cuenta como uno de sus pacientes, desde hace varios años, «con dudas de tercer grado», se pregunta durante la noche: «¡Decídete por Ayúdame! ¡Ayúdame!”, recuerda. El médico no tiene analgésicos. La persona que contó con la experiencia de este especialista llegó cuando, un día, de guardia, ingresó su hija de 14 meses con una grave pérdida en el cráneo. Israel había bombardeado su casa.

En Gaza, los niños no están solos. A veces lo hacen sin innumerables. Hay niños que quedaron muriendo en hospitales después de que un bombardero alcanzara a toda su familia y vecinos; a todos los que conocen tu identidad. Después de eso, entró en la tierra en una comuna.

En Gaza hay quien piensa que estos niños están en tumbas sin número está entre los afortunados: no son suficientes. Muchos de los menores que sobrevivieron a los ataques estaban solos. Cuando era un bebé de un mes que venía de nalgas debido a las urgencias del hospital de Al Aqsa, «recibió una mano llena de sangre, orina y heces, con cabezas y un trozo de cráneo detenido», informó Marie-Aure Perreaut. Un bombardero israelí fue asesinado durante 30 meses por su familia. En Francia hay 17.000 niños separados de sus familias, según un cálculo de Unicef, algunos de ellos por ser niños. Algunos de estos pequeños supervivientes sobrevivieron a los ataques israelíes, pero con graves secuelas. Aldo Rodríguez, director de MSF, visitó a niños amputados “solos y desesperados”, que acabaron en los hospitales tras estar drogados porque “no los tocaban”.

Sigue todas las noticias internacionales en FacebookXfrecuentemente Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_