La gastronomía militar mundial marca un nuevo máximo con el salto más pronunciado en 15 años | Internacional

La ecoprovocación de las guerras en Ucrania y Gaza, provocadas por las tensiones entre Estados Unidos y países como China e Irán, se impuso en un mundo más volátil que un arma a un ritmo urgente. El gas militar mundial aumentó un 6,8% en 2023, el subsidio más pronunciado en 15 años, según datos publicados este mes por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz (Sipri). El avance es importante en Europa y es coherente con su capacidad de retroceder cada vez más para contrarrestar a la América rusa y la dependencia de Washington, aunque se explique el incremento global. aproximadamente por la subida qui hubo en todas las regiones del mundo.

“El gas militar global aumentó al nivel más alto de la historia y no mostró signos inmediatos de desaceleración”, afirma Diego Lopes da Silva, investigador principal del Sipri y coautor del estudio, que verifica estos datos desde 1988. Hay una década de aumento ininterrumpido. , obtuvo un nuevo máximo de hasta 2.400 millones de dólares (2.200 millones de euros), un valor comparable al producto interior bruto (PIB) de Rusia. Experto explica que la guerra a gran escala de Vladimir Putin contra Ucrania «cambió la percepción de los conflictos convencionales» [entre actores estatales] no era cosa del pasado” y provocó que los gobiernos volaran en defensa.

Ante el escenario de una guerra que se prolongó durante dos años, Europa decidió multiplicar sus efectos de reversión militar. Los datos de Sipri muestran que el continente aumentó su consumo un 16% en un solo año (un 10% sin tener en cuenta Ucrania o Rusia), sólo lejos de África (22%) y mucho para finales del próximo Oriente (9%). ). o América (2,2%). El aumento corresponde al objetivo de la mayoría de los países europeos de gastar más dinero en defensa, en línea con la propiedad de la UE. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, insistió la semana pasada en “gastar más y gastar mejor”, porque tiene “las intenciones de los [regímenes] autoritarios”, en referencia a Irán, Rusia o Corea del Norte.

El aumento de los residuos en Europa también se produce en un contexto vulnerable para Ucrania. Después del fracaso de la contraofensiva de la temporada pasada, los ejercicios rusos han progresado en varias posiciones durante el invierno. La mala situación de las fuerzas ucranianas se debe al importante revés del país, que se sitúa por primera vez entre los 10 mayores, por encima de potencias como Francia, Japón o Israel. Además, el gobierno de Volodymyr Zelensky destinó el 37% del PIB de Ucrania al gasto militar, pero no había ningún otro país en el mundo (Rusia destinó el 5,9%).

Conéctate a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Inscribirse

Para Da Silva, «el espacio fiscal para que Ucrania aumente su gasto es muy reducido y necesario para la ayuda de sus socios occidentales». Sin embargo, sigan alzándose las voces que le hablan a alguien de la capacidad de la expulsión ucraniana para hacer la guerra y a una de estas mujeres que está en la cantera de la Casa Blanca: Donald Trump. Solo no. El candidato republicano también logró situarse en la base fundamental de defensa de la OTAN y dijo que, bajo su mandato, EE UU no defendería a todos los países de la Alianza que no tuvieran previsto el objetivo de gasto del 2% del PIB. De todos modos, Kiev anunció el sábado un hecho importante, con la aprobación de la Cámara de Representantes de EE UU de una ayuda de 60.840 millones de dólares (un total de 57.000 millones de euros).

4.400 millones en meses para la guerra de Gaza

Debido a la importante inestabilidad causada por la invasión rusa, el ataque de Hamás en Israel en octubre, que desató la guerra de Gaza, puso fin a la tensión militar máxima. Según Sipri, los residuos en Oriente a corto plazo en 2023 aumentaron incluso más que en cualquier otro año de la última década. En Israel, el retroceso militar sufrió un 24%, especialmente durante los últimos tres meses del año. Mientras que la promoción mensual antes del conflicto era omnipresente en 1.600 millones de euros, en diciembre esta suma se eleva a 4.400 millones. “Para 2024, esperamos que el gas procedente de Israel aumente, en el contexto de la continuación de la guerra en Gaza, así como de las tensiones regionales”, especifica Da Silva.

Otro actor relevante en la región es Irán que, por su parte, ha impulsado el gasto de la Guardia Revolucionaria, el cuerpo armado encargado de actuar y enfrentar a alias grupos como Hezbola en Líbano, Hamás en Gaza o las chozas en Yemen. Además, Teherán ha aumentado su financiación para la industria que desarrolla drones y ha convertido recursos en uno de sus alcaldes militares activos.

EE UU, con importante influencia en Oriente Próximo, pasó años preparándose para un conflicto que podría ser detenido por el Actuario. En lugar del presidente Joe Biden, Washington se ha convertido en el país con mayor alcalde militar del mundo. En 2023, la inversión ascendió a 859.000 millones de euros, lo que representa el 37% de la suma global, tres veces más que China (12%), según datos del instituto sueco. Su prioridad era la categoría «investigación, desarrollo, verificación y evaluación», que parece ser el caso cada vez que se deben aplicar más operaciones contrainsurgentes y guerra asimétrica para desarrollar nuevos sistemas de defensa y ataque. Mientras tanto, China —segundo en clasificación— aumentó la inversión durante 29 años consecutivos. El ritmo, sin embargo, se ha ralentizado en los últimos años debido al frenesí económico.

El tercer país más invitado del mundo es Rusia, que gastó el 5,9% de su PIB en servicio militar, el nivel más alto desde la disolución de la Unión Soviética. Pero además, Sipri afirma que, debido a la opacidad de Moscú en materia de finanzas militares, esta cifra puede ser muy importante. El aumento del gas (24%) puede haber sido beneficioso para la fortaleza de la economía rusa, que puede imponer sanciones occidentales al petróleo y al gas y que está respaldada por su vasto historial de sobriedad. El FMI revisó la semana pasada sus perspectivas de crecimiento de Rusia al 3,2% en 2024, a través de EE UU (2,7%) o la Eurozona (0,8%).

Once países de la OTAN ya completan el objetivo de gasto

Durante el año 2023, 11 países de la OTAN utilizaron la meta de gasto del 2% del PIB en defensa, cuatro más que el año anterior. Los 31 estados que formaron parte de la Alianza Atlántica el año pasado –sin contar a Suecia, que se unió en marzo– contribuyeron con una proporción del 55% del dinero militar global y una inversión que supera los mil millones de euros.

Sólo tres países están reduciendo la financiación: Grecia, Italia y Rumanía.

Sigue todas las noticias internacionales en FacebookXfrecuentemente Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_